Exposiciones en la Ciudadela de Pamplona y en Olaz

Basadas en fotografías de Jorge Carricas en los campos de refugiados saharauis. Ni siquiera la penosa situación en la que se ven obligados a vivir borra su sonrisa ni calla la risa de sus juegos.